PREJUICIOS SOCIALES Y PROFESIONALES LIMITAN EL DESARROLLO DE LA INVESTIGACIÓN EN EDUCACIÓN MUSICAL: CATEDRÁTICO DE LA UAA

enero 18, 2021 • ONGS • Views: 66

  •  A pesar del escenario adverso, en lo local hay esfuerzos valiosos, como los
    programas municipales de orquestas infantiles en Aguascalientes y Jesús
    María, o bien, de la iniciativa privada por medio de “Esperanza Azteca”.

El Dr. Raúl Wenceslao Capistrán Gracia, profesor-investigador del Centro de las
Artes y de la Cultura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, desarrolla el
proyecto de investigación titulado “Situación de la investigación educativo-musical
en las universidades públicas de México”, en el que aborda las dificultades que
existen en torno a la formación de profesionales de la música dedicados a labores
pedagógicas. Estas complejidades además han causado un rezago importante en
la materia en contraste con lo que sucede a nivel internacional.
Al respecto, señaló que organismos internacionales, como el Fondo de las
Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización de las Naciones
Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), reconocen la
educación musical como un recurso invaluable para la reconstrucción del tejido
social. A pesar de ello, la investigación en este campo es muy reducida en nuestro
país. En el 2019, por ejemplo, de los más de 30 mil registros del Sistema Nacional
de Investigadores (SNI), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACyT)
únicamente 21 tenían como tópico principal la música y solo 4 de ellos se centran
en aspectos ligados a la enseñanza.
En seguida, el Dr. Capistrán Gracia precisó que una de las causas de este
fenómeno es la tardía integración de la música como opción profesional en las
universidades del país. En este sentido, el programa en música más antiguo con
validez oficial de la Secretaría de Educación Pública apenas supera los 50 años de
historia, lo que muestra que se trata de un gremio joven en términos de desarrollo
académico en comparación con otras disciplinas.
Otra de las problemáticas detectadas es el prejuicio que existe acerca del músico
que decide enfocarse a la enseñanza y no a la ejecución, pues, aunque la docencia
es la actividad que genera mayor actividad económica para los profesionales de la
música, suele estar ligada a una imagen de fracaso, bajo la falsa idea de que
únicamente quien no fue capaz de tener las habilidades para consolidarse como un
concertista optaría por desempeñarse como educador musical.

Sin embargo, destacó los esfuerzos que se realizan en el terreno local, como los
programas municipales de orquestas infantiles que tienen lugar en Aguascalientes
y Jesús María, incluso reconoció las aportaciones del programa de carácter privado
“Esperanza Azteca”, pues a través de estas acciones se logra que una cantidad
importante de niños reciban una formación relevante en el campo de las artes y en
muchas ocasiones modifiquen su perspectiva de vida.
Asimismo, el Dr. Raúl Wenceslao Capistrán Gracia afirmó que la UAA ha
implementado acciones para romper los paradigmas que giran en torno al músico
académico, con el objetivo de impulsar el perfil de un profesional con formación
integral que, además de tener la habilidad de ejecutar piezas y ser diestros en
materias como la armonía, la melodía, el solfeo y el contrapunto, sean igualmente
capaces de generar dinámicas educativas, redactar ensayos y otros textos
especializados, así como analizar situaciones sociales ligadas al rol del músico.
Gracias a estos esfuerzos, se ha logrado que varios alumnos de la Licenciatura en
Música de la UAA presenten ponencias en coloquios nacionales e internacionales, o
bien, que redacten textos especializados que han sido publicados en diferentes
revistas arbitradas. Estos logros han resultado en un mayor número de jóvenes
que han podido insertarse en diversos espacios laborales y no solo aquellos que
implican el rol de ejecutante de instrumento.
Finalmente, el Dr. Capistrán Gracia comentó que existe otro prejuicio social que
aún hace falta erradicar: la suposición de que existe una correlación entre la
limitada proyección en términos laborales, por un lado, y la elección de una carrera
profesional en las artes o la cultura, por otro. Este asunto es una tarea pendiente
que los investigadores en educación musical deberán afrontar, pues muchos
jóvenes apasionados por esta disciplina terminan por sentirse limitados y optan por
campos profesionales tradicionales, lo que termina por privar al gremio de talento
potencial que estaría en condiciones de realizar valiosas aportaciones.

Tags:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *