HACIENDA DE TRIANA NUEVO CAMPEÓN EN EL NACIONAL CHARRO

October 27, 2015 • DEPORTES • Views: 67

HDA TRI CHAMPS 2015 QRO

Hacienda de Triana es el nuevo monarca nacional e hizo que Jalisco volviera a lo más alto del podio nuevamente, la última fue en 2008, al conquistar con 304 puntos el Campeonato “Don Miguel Domínguez Vega” Querétaro 2015, la noche de este domingo en el lienzo Rancho El Pitayo.

Una final ante otro llenazo hasta los topes, en la que los mexiquenses Regionales de Texcoco “B” tuvieron una soberbia reacción de seis manganas, cinco de cuenta, para terminar arrebatándole con 274 unidades, el subcampeonato a los Charros de Jalisco, que concluyeron con 242 bonos.

Previamente el público había disfrutado otra dos sensacionales finales, la de charro completo donde siguió tejiendo su  joven leyenda José Andrés Aceves, al conquistar su segundo título en fila y tercero desde 2012, y la de Escaramuzas, que tuvo la coronación de una esforzada agrupación, Rancho San José del Distrito Federal.

Hacienda de Triana fue la encargada de romper formalmente las hostilidades con la cala de caballo que ejecutó Efraín Vázquez Echeverría, consiguiendo por ella 24 puntos. Fue esta la misma calificación con que los jueces sancionaron la cala de Miguel Ibarra Sánchez por los Charros de Jalisco, y los Regionales de Texcoco “B” tomaron ligera ventaja con los 32 buenos que sumó Mario de la Rosa.

Pasando a la segunda suerte de la competencia, Jesús Hernández quemó un pial en el lienzo de 20 puntos en su primera oportunidad, que fue respondida por Salvador Sánchez con un acierto que le redituó 18 buenos; el mexiquense Óscar Arellano restó dos por fallar vueltas en su tercer tiro.

Pero fue en las colas donde el equipo de Triana tomó una ventaja definitiva, que ya no perdería; acumularon 90 buenos, de los que fueron 34 a cargo de Alejandro Martínez, 31 de Óscar Guerra y 25 más de José Luis Samperio.

Los Charros de Jalisco colearon de 59 unidades, correspondientes 35 a Arturo Ibarra, 17 a Gabriel Sánchez y el resto para Miguel Ibarra. Por otro lado, Texcoco se retrasó con un acumulado en el coleo de 35, siendo el mejor Ricardo Naveja con 33.

Al cerrar las puertas grandes de la manga, el marcador indicaba que Hacienda de Triana mantenía una ligera ventaja con 134 puntos, seguida por Charros de Jalisco con 101 y Regionales de Texcoco “B” marchaban terceros con 65 unidades.

En la segunda etapa de la competencia, Triana amplió la distancia respecto a sus competidores, debido a que Javier Torres García fue el único jinete que le ganó la partida a los toros de reparo, cosechando para su escuadra 21 buenos.

A continuación, la terna la ejecutaron José Luis Samperio con lazo de cabeza de 26, y Alejandro Martínez cobró 33 unidades de un carísimo pial en el ruedo. De esta forma llegaban al jineteo de yegua con 214 buenos.

Por los Charros de Jalisco, Diego Hernández fue derribado por un tortazo con muy malas mañas; Salvador Sánchez amarró el lazo de 26 y Gabriel Sánchez alcanzó a finiquitar la terna con el pial en el ruedo de 17 puntos, por lo que acumulaban al momento 144 unidades.

No hubo suerte en el jineteo de toro por parte de los Regionales de Texcoco “B”, pero cumplieron con la terna al sumar 25 del cabecero de Óscar Arellano y 23 del pial que ejecutó Manuel Arellano; hasta ese momento, los mexiquenses llevaban 114 puntos.

CRECIERON LAS EMOCIONES

Triana se encaminaba a la corona, llegaba con 214 buenos a la recta final de la charreada, su jinete de yegua Oscar Guerra Aldana le aguantó los reparos a la “greñuda” para 16 y en las manganas, a pie “Pepe” Samperio Retamoza solo con tres de tiempo, pero vino a cincelar la victoria en las de a caballo Alejandro “Pestañas” Martínez Aldana, quien cuaja de cuenta la segunda y tercera oportunidad, de 27 y 25, llegando a 285 a falta del paso de la muerte.

Los contendientes sabían que la empresa sería difícil, sin embargo, pusieron el empeño por tratar de dar la nota, tras la gran ventaja que tenía inicialmente Triana de Jalisco.

Charros de Jalisco, tenía 144 puntos antes del jineteo de yegua, faena donde  Saúl López García aportó 14 y a la faena reina, se presenta Arturo Ibarra Sánchez a la línea de cuatro metros para llevarse la ovación del respetable con sus tres tiros de cuenta, 15, 18 y 22 con uno de tiempo ahorrado, totalizando 214 y van por las de a caballo, Salvador Sánchez Orozco falla la primera y Hacienda de Triana comenzaba a celebrar, mete la segunda de 27 y también en cero la tercera, uno de tiempo ahorrado y totalizan al momento 242 unidades.

Con 114 bonos, Regionales de Texcoco “B” entraba a la recta final, ocupaban las seis mangana para arrebatarle el subcampeonato a los “Bigotones”, y… Tras 9 con los que se apeó de la yegua Abner Yael Martínez Buendía, en las manganas entró Oscar Arellano González para las de a pie y zas la primera, pero la “cuaca” bruta no rinde, de 23 y 26 cuaja las dos siguientes, más tres de tiempo no utilizado y 52 a la causa, tenían 175.

Pero los Dioses del olimpo charro estaban desbordados y Manuel Arellano González en las de a caballo llegó con la mano caliente, una (21), dos (27) y tres (27) ante la algarabía de la afición, llenando nuevamente de prendas el ruedo, 75 y pasaban a Charros de Jalisco, con 250 bonos.

Quedaban los pasos de la muerte. Hacienda Triana de Jalisco, sale a confirmarse como nuevo monarca nacional y Oscar Guerra ejecuta la faena de 20 más tres, con cuatro malos, de 19 y celebran la coronación con 304 unidades.

Los “Bigotones” aún en la pelea por el subcampeonato, sin embargo, se van cero y terminan con 242, entonces salían los de Texcoco a reafirmar el decoroso subcampeonato, Jhovanny López Rivas le salta a la “greñuda” en el segundo cuarto, le aguanta unos reparos y se apea con 24, para el total de 274.

COLORIDAS LAS TRES FINALES

Cautivó el final del LXXI Campeonato Nacional Charro, se generó el ensueño entre público y competidores, porque ambos se inspiraron y entregaron alma vida y corazón, además de la calidez del respetable que supo en todo momento premiar a esos atletas y esforzados hombres de a caballo, los que sin medir riesgo o rival, enfrentaron vicisitudes y dieron rienda suelta a su talento, brillaron las suertes charras y todo se combinó para trascender como una gran noche, iluminada por gloria y paz.

Pero la emoción, algarabía y las porras irrumpieron siempre, porque desde el apoyo a los charros completos -José Andrés “Chiringas” Aceves, Francisco Cerón González y Efrén Romero Oliva-, a las escaramuzas -Alteñitas, Rancho San José, Charra Villa Oro, Reencuentro y Rancho El Capricho-, se produjo el embeleso y quedó impregnado en todo momento, invadió los corazones del público que reconoció el esfuerzo y nunca escatimó el aplauso, se brindó y el evento creció al infinito, eso es la charrería, un imán con el que comulga el mundo, identifica a esta patria nuestra.

Decenas de protagonistas, hombres y mujeres -charros y adelitas-, que dieron brillo a la fiesta magna, a la que acudió como aficionado el Gobernador, Francisco Domínguez Servién, acompañado por el Dr. Miguel Ángel Pascual Islas, el PUA Mayro Morán Martínez, del meritito Querétaro, el Secretario de Prensa de la FMCh -Lic. Said Goldner González- y el entorno invadido de alegría, comunicación, frases de halago y es que la virtud charra unes, convive y disfruta momentos, que poco a poco se hacen historia pura, momentos inolvidables, ¡viva la charrería!

Qué decir del público, hermosa y cálida gente que apasionada impulsó a cada competidor, en estas lides se perdieron regionalismos, hubo un solo color, el de los charros y charras, el genuino aroma de genialidad de los caballeros con trajes de hombre y figura, en tanto las damas, atractivas y bellas atrayendo miradas y acelerando los latidos de los corazones por sus arriesgados lances, ¡ésa es la fiesta de a caballo, ésa que se disfrutó de principio a fin!

Hubo ganadores… ¡Sí trascendieron! El “Chiringas” Aceves cumplió por segunda ocasión consecutiva, a sus 19 años, mostró que tiene valor, carácter y la formación del atleta de alto rendimiento -mística del mexicano-, porque “nunca se dobló”, sacó la casta, la rabia y entregó su talento en las manganas, al final redondeó una gran tarde, le ciñeron la corona y hasta auto logró en su camino, ¡bendito sea el eterno..!

De las hermosas amazonas, cómo describir tanta emoción y el embeleso que motivan; es la conjunción de la dama charra y el público, que ama a las chicas y les premia en todo, porque saben que arriesgan su vida incluso o ser vértice de un accidente, aunque mayor fuerza tiene amalgamar fiesta y emociones, la conclusión de este evento, una realidad que traspasó fronteras, idiomas, ideas y credos, por eso la charrería seguirá de México para el mundo y brillarán en armonía con nuestra patria, la que hermana, con luz fraterna, que lanza un grito de paz y amor…

Los laureles para Rancho San José -296.6-, de la capital de la república, le siguió Reencuentro -294.8- y Alteñitas de Guadalajara -294.6-, definitivamente por cualquier ángulo todo fue grandioso..

Al final, ¡Triunfó Hacienda de Triana!, Luchó Charros de Jalisco y dio la sorpresa Regionales de Texcoco… Todo se fue a Jalisco y el Distrito Federal.

A todos los generadores en el entorno de esta fiesta, ¡felicidades!, su esfuerzo y entrega profesional originó un eco que se escuchó en repetición hasta el infinito, el mañana no existe, todo fue hoy, una historia que es escribió y narró desde su comienzo, lo maravilloso, haber cumplido con estoicismo y veneración por el ejercicio de difundir…

¡Gracias señores, que la experiencia os abrigue,  tu talento vale y mucho, no esperes recompensa, el público te la otorgó y es la que tiene alto significado!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *